El cañón de Mont-rebei

Ficha de la ruta

Icono que indica la dificultad de la ruta
Fácil
Icono de una regla que indica la distancia de la ruta
7.2 km
Icono de un gráfico que indica el desnivel positivo de la ruta
105 m
Icono de un cronómetro que indica la duración aproximada de la ruta
2h 45min

Descripción

El cañón de Mont-rebei lo forma el rio Noguera Ribagorzana en cruzar la sierra del Montsec. El cañón es cruzado por un camino parcialmente excavado en la roca, que nos permite disfrutar de una forma muy espectacular de este paraje, recorriendo todo el cañón al lado del precipicio. Sus paredes puede llagar hasta los 500 metros de caída vertical, haciendo de este lugar uno de los más espectaculares de Cataluña. Des de 1999 el Cañón de Mont-rebei está protegido por la fundación Cataluña - La Pedrera.

El itinerario descrito es el clásico del cañón de Mont-Rebei(GR-1). Ideal para hacerlo a lo largo de un día, el camino de herradura (por el que podían transitar animales pero no carros) discurre por un pendiente muy suave cruzando todo el cañón.

Observaciones

Dificultad: La ruta no presenta ninguna dificultad destacable.

Época: Ruta realizable en cualquier época del año.

Otros datos: El recorrido por el cañón puede ser peligroso. Durante el trayecto no vamos a encontrar ninguna barandilla protectora, por tanto, se deberá prestar mucha atención y no acercarse al extremo. No es recomendable realizar la ruta si se tiene miedo a las alturas.

Mapa de la ruta

Recorrido detallado

Empezamos la ruta en el aparcamiento del cañón de Mont-rebei (0:00h - 507m), donde encontramos un punto de información, servicios y mesas de pícnic.
Dejamos el aparcamiento y seguimos el camino principal que empieza en el mismo punto de información. Lo encontramos señalizado y marcado como el GR 1.

Salimos del aparcamiento en dirección al cañón
Salimos del aparcamiento en dirección al cañón
 Las señales nos marcan el camino a la perfección
Las señales nos marcan el camino a la perfección


Avanzamos por un camino llano siguiendo el curso del Noguera Ribagorzana, a mano derecha.
Más adelante, aproximadamente a 1,5km de la salida, ya podemos ver el corte que el Noguera Ribagorzana ha excavado en la roca de la sierra del Montsec.

 Camino llano por la orilla del Noguera Ribagorzana
Camino llano por la orilla del Noguera Ribagorzana
 Las paredes de la sierra del Montsec
Las paredes de la sierra del Montsec


Después de andar el kilómetro y medio por el sendero ancho a campo abierto, llegamos al puente colgado de Mont-rebei (0:30h - 512m). Un puente metálico que forma un paso muy vistoso y no apto para personas con vértigo.
El valle se estriñe y en unos 20 minutos llegamos al inicio del cañón, los primeros tramos donde ya podemos observar una buena caída vertical hasta el rio.

 Puente colgante de Mont-rebei
Puente colgante de Mont-rebei
 Inicio del cañón
Inicio del cañón


Seguimos los indicadores del GR y en pocos minutos nos adentramos bajo las grandes paredes del cañón. El camino, excavado en la pared a más de 500 metros de altura, es de aproximadamente 1 metro de ancho y nos permite avanzar con seguridad.
Durante buena parte del trayecto podemos encontrar pasamanos para facilitar el trayecto a los excursionistas y dar seguridad a aquellas personas más sensibles a la altitud.

 Contemplando la majestuosidad del cañón
Contemplando la majestuosidad del cañón
 Pasamanos en buena parte del recorrido
Pasamanos en buena parte del recorrido


Si nos fijamos en el trayecto recorrido, podemos observar la majestuosidad de este lugar, donde las paredes que lo forman se encuentran en algún punto del recorrido a tan solo 20 metros entre ellas.
Desde el inicio del cañón y durante todo el recorrido encontramos bancos de madera a corte de mirador y de barrera protectora. Unos puntos ideales para parar a descansar y contemplar el espectáculo que nos ofrece el cañón.

 Noguera Ribagorzana cruzando el cañón
Noguera Ribagorzana cruzando el cañón
 Bancos de madera al precipicio
Bancos de madera al precipicio


A mitad del cañón es muy recomendable visitar la Cueva Colomera (1:30h - 520m). Para llegar tendremos que subir por un camino inclinado y equipado con algunas cadenas a modo de ayuda. El ascenso merece la pena, ya que las vistas desde su interior son vertiginosas.
Al salir del cañón, momento donde vemos el pantano de Canelles, damos la excursión por terminada. Damos media vuelta y volvemos por el mismo camino.

 Subiendo a la cueva Colomera
Subiendo a la cueva Colomera
 Saliendo del cañón
Saliendo del cañón


Si las fuerzas acompañan, se recomienda llegar al puente colgante de Montfalcó, siguiendo por el mismo camino. Este tramo añadirá 1 km a la ruta (ida) pero podréis observar unas grandes vistas de la entrada del cañón.
Además, también podréis subir por unas escaleras de madera en la pared (vertiente Aragonesa), que conectan el camino con Huesca. Estas dos partes adicionales aumentan en 3km el recorrido (1,5km ida y vuelta) desde la salida del cañón.

 El puente colgante de Montfalcó
El puente colgante de Montfalcó
 Escaleras de madera ancladas en la pared
Escaleras de madera ancladas en la pared